lunes, 11 de mayo de 2015

MASSISMO PERDIÓ 3 DIPUTADOS NACIONALES, Y REDUJO SU BLOQUE A 14. TAMBIÉN RESIGNO A 7 LEGISLADORES BONAERENSES


El bloque de diputados nacionales del Frente Renovador que conduce Sergio Massa se redujo de 17 a 14 miembros, con el abandono del massismo que concretaron Darío Giustozzi, Eduardo Fabiani y Sandro Guzmán.

El portazo de Giustozzi, hasta ahora jefe del bloque de diputados massistas, implicó también que abandonara ese cuerpo Fabiani, hombre del ex intendente de Almirante Brown.

En tanto, Sandro Guzmán, quien dejó en Frente Renovador para volver al Frente para la Victoria (FPV) y a la intendencia del municipio de Escobar, permanece de licencia en su banca de la Cámara Baja hasta diciembre próximo, por lo cual el massismo no puede disponer de ese diputado, lo que le implica un legislador menos.

Mientras, en la Legislatura bonaerense el alejamiento de Giustozzi significó también el de la senadora Patricia Segovia y el del diputado Mario Giacobbe.

Días atrás, con la partida del massismo del intendente de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, siguió sus pasos su hermano y senador provincial, Roque Cariglino.

Con Segovia y Cariglino, son cinco los senadores bonaerenses que dejaron el bloque del Frente Renovador en la Legislatura provincial junto con Roberto Costa, Alfonso Coll Areco y Baldomero Álvarez de Olivera. En tanto los diputados provinciales que se fueron de ese espacio son dos hasta el momento: Giacobbe y Mariano San Pedro.

Con la sangría de legisladores provinciales, el massismo en el Senado dejó de tener la misma cantidad de miembros que el kirchnerismo al pasar de 20 a 15; en tanto en Diputados, el Frente Renovador quedó con 19 integrantes (DyN).

ANTE EL ALEJAMIENTO DE DIRIGENTES MASSISTAS, KIRCHNERISMO Y MACRISMO BUSCAN ATRAER A GIUSTOZZI

El kirchnerismo y el macrismo comenzaron a enviar claras señales al diputado nacional Darío Giustozzi para que se incorpore a sus espacios, junto al núcleo de dirigentes que le responden, luego de abandonar el Frente Renovador con duras críticas a Sergio Massa, cuya fuerza atraviesa una delicada crisis.

"Nos están llamando de los dos lados, del kirchnerismo y del macrismo, pero por ahora estamos tranquilos y seguimos con la candidatura a al gobernación de Giustozzi", afirmaron a DyN voceros del ex intendente de Almirante Brown.

En el PRO confirmaron el interés de Mauricio Macri por contar con Giustozzi en sus filas: "Estamos hablando con Darío pero no es tan fácil", indicaron a esta agencia.

Desde el oficialismo, en tanto, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, definió públicamente como "un amigo" a Giustozzi y anunció que "seguramente" dialogará con él, en el marco de un posible regreso al Frente para la Victoria.
"Darío es un amigo mío desde hace 30 años, nunca he dejado de hablar, y me he encontrado por última vez en el velatorio de (Antonio) Cafiero en el Congreso de la Nación", recordó, tras lo cual señaló que "sabía lo que iba a pasar y lo advertí la semana pasada, (sobre) el destrato al que son sometidos los intendentes o los que han sido convocados con alguna misión y luego esa misión se ha dado por tierra".

Por el sciolismo, en tanto, el diputado provincial Guido Lorenzino señaló que "habrá muchas más" fugas en el massismo y, en alusión al caso de Giustozzi, señaló que "aquellos compañeros que dos años atrás tomaron otro camino, hoy se dan cuenta que el único proyecto que tiene una identidad y seguirá transformando la realidad argentina con las banderas del peronismo es el FpV".

Con la salida de Giustozzi, el Frente Renovador perdió además al diputado nacional Eduardo Fabiani, con lo cual de un bloque de 17 legisladores paso a uno de 14, debido a que Sandro Guzmán, que regresó al kirchnerismo y a su cargo de intendente por Escobar, permanecerá con licencia en la Cämara Baja hasta fin de año.

Mientras, en la Legislatura bonaerense, el massismo en el Senado dejó de tener la misma cantidad de miembros que el kirchnerismo al pasar de 20 a 15; en tanto en Diputados, el Frente Renovador quedó con 19 integrantes.

Siempre en territorio bonaerense, fuentes cercanas al referente y caudillo peronista de la Sexta Sección electoral (Bahía Blanca) Dámaso Larraburu, informaron a DyN que está analizando dejar al massismo.
Larraburu es presenta como candidato a intendente en Bahía Blanca por el FR pero ante la llegada de Francisco de Narváez como postulante a gobernador con mas posibilidades "comenzó un lento y sostenido alejamiento del massismo", mientras se acerca al sciolismo.

La crisis en el Frente Renovador quedó expuesta ante el alejamiento de los intendentes Gustavo Posse, Jesús Cariglino y Sandro Guzmán; los diputados nacionales Darío Giustozzi y Eduardo Fabiani; el senador nacional Carlos "Lole" Reutemann; los senadores bonaerenses Roque Cariglino, Baldomero Alvarez de Olivera, Patricia Segovia, Roberto Costa y Alfonso Coll Areco; y los diputados provinciales Marcelo Giacobbe y Mariano San Pedro.

El chubutense Mario Das Neves, en tanto, no se fue pero reconoció que la gente le pide que "acompañe a Scioli" en la boleta.

En ese contexto, Giustozzi reiteró hoy sus críticas hacia el jefe del Frente Renovador: "Nunca se terminó de despegar, siempre advertí que esta relación histórica de Sergio (Massa) con Boudou, con (Martín) Insaurralde nos podía hacer daño, que había cosas que aclarar" (DyN).

DUHALDE RECLAMO A SCIOLI "SEÑALES DE CONDUCCIÓN", BAJÓ A RANDAZZO Y MASSA A PROVINCIA. A MACRI, "LE FALTA UN HERVOR"

El ex presidente Eduardo Duhalde reclamó hoy "señales de conducción" al gobernador bonaerense, Daniel Scioli, de cara a las elecciones nacionales de octubre, a la vez que sugirió al ministro de Interior, Florencio Randazzo, y al diputado Sergio Massa declinar sus postulaciones a la Casa Rosada para competir en la provincia.

Al realizar un análisis de la situación política nacional, dijo además que al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, "le falta un hervor", y que las "deserciones" en el massismo "son una evidencia de disconformidad" con la conducción que ejerce el ex intendente de Tigre.
"Scioli es uno de los dirigentes que tiene más carisma con la gente, es la contrafigura del kirchnerismo, es una paradoja pero es así. Si le ponen al ministro de Economía (Axel Kicillof) de vice, mucha gente que lo quiere no lo va a votar", advirtió.

En declaraciones a FM Uno, Duhalde sostuvo que "es muy querido Scioli, pero hasta qué límite la gente está dispuesta a seguir a un hombre que no da ninguna señal de conducción", sostuvo.
Siempre en la interna del kirchnerismo, el ex presidente recomendó a Randazzo que baje a la provincia, ya que es el que "tiene más posibilidades" en ese distrito.

"Es un muchacho inteligente, ejecutivo", lo halagó. Al ser consultado sobre Macri, contestó que "es un hombre que en materia de organización política me parece que todavía le falta un hervor, está muy seguro, pero la sensación que tengo es que es inexperto en esa materia y mal aconsejado".
"Y no sé si está dispuesto a tomarse más en serio esto, a veces pienso que no está con tantas ganas de ganar", deslizó.

Para octubre "se perfilan Macri y Scioli, la duda es a dónde irán los votos de Massa, es lo que están por verse, y si tengo que aconsejarle, le diría que vaya a la provincia, se lo he dicho hace un tiempo, le falta un escalón, que sí lo tienen Scioli y Macri, pero es joven y es un dirigente del futuro en el justicialismo".
La sangría en el massismo "es una evidencia de que hay disconformidad en las filas de Massa, es una disconformidad que no se puede discutir", completó.

GIUSTOZZI DEJÓ EL FRENTE RENOVADOR DE MASSA. DIJO ESTAR "DECEPCIONADO POR ERRORES Y CONTRADICCIONES"

El diputado y ex intendente de Almirante Brown, Darío Giustozzi, confirmó su alejamiento del Frente Renovador de Sergio Massa porque estaba "decepcionado por tantos errores y contradicciones" en la campaña de ese espacio pero aún no definió si volverá al oficialismo para sostener su candidatura a gobernador.

"El Frente Renovador involucionó, se desnaturalizó, perdió su esencia original, su fuerza renovadora, su frescura. Tuvimos cambios para mal", sostuvo Giustozzi en una entrevista que publicó el diario Clarín y resaltó que a Massa "le falta experiencia".

El dirigente, uno de los primeros que se sumó al massismo como candidato a gobernador, dijo estar "decepcionado por tantos errores y contradicciones. Es una situación que me apena".

En su crítica al Frente Renovador, remarcó "la falta de una organización nacional. Se nota, se ha expresado de manera contundente por las enormes carencias que tenemos en distintos lugares y porque el FR, en lugar de crecer, se achicó. Tenemos opciones que tienen más que ver con el pasado que con el futuro".

"Esto lo han advertido tantos que se fueron yendo. Y otros que iban a venir y no vinieron. Se han ido decepcionados. Yo siento que la casa que construimos perdió alegría, encanto", acotó.

Y, resaltó que "en el massismo hay algunos personajes nocivos, perversos y con influencia creciente y que hacen que yo no puedo estar un minuto más en un espacio así. El cinismo y la hipocresía no las tolero. Prefiero el ostracismo político antes que perder mi dignidad".

Consultado sobre si con su salida podía decepcionar también a Massa, dijo: "Esto, que era una dupla, tuvo tantos actores desilusionados como yo. Se constituyó una atmósfera de maltrato. Con todos las cosas que me han pasado en la vida no acepto el maltrato. Hay muchas miserias".

Sobre su candidatura a gobernador, recordó que tenía "un espacio provincial y, número más o número menos, las encuestas me dan una intención de un millón de votos. Tengo concejales, varios legisladores y vamos a construir. Lo que no tengo es definición de alianzas".

"No estamos decidiendo ir a ningún otro lado que no sea a nuestra propia construcción. No elijo el camino que hubiera deseado", aclaró.

Con miras al futuro dijo que "lo importante es buscar desde donde uno puede aportar más. Lo evidente que no podemos ir corriendo todos delante de alguien que no tiene experiencia. Y que por eso se cometen tantos errores".

lunes, 4 de mayo de 2015

ANÍBAL FERNÁNDEZ ADVIERTE QUE "NO ES UN PREMIO CONSUELO" SER CANDIDATO EN PROVINCIA. LO ANUNCIARÁ EL MIÉRCOLES


El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, advirtió que "no es un premio consuelo" ser precandidato a gobernador bonaerense por el Frente para la Victoria, ya que la provincia "es la locomotora del país", aunque aclaró que el miércoles hará el anuncio de su postulación.

Fernández, en su habitual encuentro con periodistas en el ingreso a Casa de Gobierno, sostuvo que "la provincia de Buenos Aires no es un premio consuelo", sino que "es la locomotora del país".
El funcionario ratificó que este miércoles, en un acto en el Hotel Panamericano de esta Capital, informará si pretende competir en las PASO provinciales.

ESCRUTINIO DEFINITIVO EN SANTA FE RATIFICÓ SUPREMACIA DE MIGUEL DEL SEL CON 3 MIL VOTOS SOBRE OFICIALISMO

El escrutinio definitivo de las elecciones primarias de Santa Fe, que realizó el Tribunal Electoral, ratificó la supremacía de la lista del PRO que impulsa como candidato a gobernador al cómico Miguel Del Sel con unos 3.393 votos por encima de la boleta del Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS), que encabeza Miguel Lifschitz.

La polémica primaria santafesina del 19 de abril, cuando las autoridades anunciaron que se habían contabilizado el total de las mesas pese a que restaban escrutar 807, tendrá mañana los números oficiales dado que a las 9 vencerá el plazo para que apoderados de frentes y partidos impugnen el conteo definitivo.

El Tribunal Electoral finalizó anoche el recuento de votos que no varió demasiado de los resultados que se conocieron inicialmente: el macrista Del Sel se impuso a la sumatoria del Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS), pero la distancia se achicó de los 5.493 votos originales a 3.393 actuales.

El otro dato saliente es que la elección general del 14 de junio, donde se elegirá al sucesor del socialista Antonio Bonfatti, tendrá a cinco candidatos a la gobernación dado que el Frente de Izquierda podrá participar al haber alcanzado el 1,5 por ciento de los votos exigidos por la ley electoral de la provincia.

Del Sel cosechó finalmente 536.480 votos, cifra que le permitió superar la sumatoria de los votos del socialista Lifschitz y el radical Mario Barletta, quienes disputaron la interna del FPCyS.

Ese espacio, que gobierna en la provincia desde 2007 y que intentará retener el poder, alcanzó los 533.087 votos.
Tercero quedó nuevamente el Frente Justicialista para la Victoria, con el diputado nacional Omar Perotti como candidato a la gobernación, con 365.239. El recuento definitivo ratificó la victoria dentro del Frente Renovador del diputado Oscar Martínez, quien se impuso al ex dirigente rural Eduardo Buzzi.

La suma de votos en el massismo fue de 131.313 votos.
El quinto que competirá en junio por ocupar el sillón de la Casa Gris es Octavio Crivario, el hombre del Frente de Izquierda que sumó 39.040 sufragios.

La lucha por la gobernación se anuncia cerrada entre Del Sel y Lifschitz, aunque el socialista deberá trabajar para conservar los más de 156 mil votos obtenidos por su rival en la interna.
El Frente Progresista parece haber comenzado a alinearse para retener esa porción del electorado, dado que tras lanzar duras críticas contra el sector que tiene como referentes a Hermes Binner, Bonfatti y Lifschitz, el radical Barletta asistió a la apertura de Sesiones Ordinarias de la Legislatura santafesina y se abrazó con el gobernador. La estrategia del PRO, en tanto, es ensanchar la frontera de votos tentando a los radicales que están disgustados con los manejos internos del espacio gobernante. El candidato a vicegobernador de Del Sel es justamente Jorge Boasso, un radical históricamente crítico de esa alianza.

Los candidatos deberán pensar también en ver si pueden tentar a los casi 900 mil electores que no participaron de la elección primaria y que en un padrón de 2.573.431 tienen un peso significativo.

Aunque quedó lejos de los dos primeros candidatos, Perotti logró perforar el piso de votos que el justicialismo cosechó en las últimas elecciones provinciales, aunque necesitara ayuda externa para elevar su performance.

El candidato cuenta con el aval de Daniel Scioli, quien lo visitó en la provincia antes de las PASO, y se espera para los próximos días la visita de la presidenta Cristina Fernández a Rosario, donde podría inaugurar obras ferroviarias.

EL GOBIERNO ARREMETIÓ CONTRA MASSA: EL MENSAJE EN SU RELANZAMIENTO PRESIDENCIAL "FUE ESTUPIDO, NO DICE NADA"

El Gobierno, a través del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, salió a embestir contra el discurso de Sergio Massa en el relanzamiento de su candidatura presidencial y consideró que el mensaje que ofreció en el estadio de Vélez fue "estúpido, no dice nada".

Fernández analizó que el diputado y líder del Frente Renovador, que prometió terminar con los "ñoquis de La Cámpora" y con la "corrupción" kirchnerista, estuvo en la cancha del barrio porteño de Liniers "con el grupo político que lo acompaña" y evaluó que "no es muy difícil" llenar un "estadio en esos términos porque, si no, no puede pretender ser candidato". El funcionario nacional, que adelantó que el miércoles dará a conocer finalmente si se postula a la Gobernación bonaerense por el kirchnerismo, descalificó el acto de Massa, al ironizar que no lo vio porque "tenía cosas más importantes como ver a 'Los Tres Chiflados' que lo pasaban por un canal de cable".

Sin embargo, luego fue terminante en su opinión: "Como mensaje me parece una estupidez; es un mensaje estúpido, no dice nada".

El sciolismo también se sumó a la Casa Rosada al desacreditar el pronunciamiento de Massa, quien en la masiva convocatoria que protagonizó ayer, tildó al gobernador bonaerense y aspirante presidencial oficialista, Daniel Scioli, de "lorito servil".

El ministro de Trabajo bonaerense, Oscar Cuartango, acusó al ex intendente de Tigre de haber tirado "mensajes para la tribuna" sin profundizar "en ningún aspecto".

"Se deben debatir y explicar propuestas y proyectos y dejar de hablar de cambio y cambio. Tanto (Mauricio) Macri como Massa proponen recetas que ya han fracasado, como achicar el Estado y tomar como variable de ajuste al trabajador, al jubilado, a los que menos tienen. Dicen que son el cambio pero no dicen qué es lo que van a cambiar", lanzó el ministro de Scioli.

El tigrense relanzó ayer su precandidatura presidencial con un multitudinario acto en el atacó a la oposición y a la Casa Rosada, tras manifestar su "asco" por la "corrupción" que le endilgó al kirchnerismo.

"Les quiero contar un secreto a más de 60 mil almas que hoy nos acompañan para que lo compartamos con cada argentino, de Ushuaia a La Quiaca: voy a ser presidente de la Nación", dijo Massa en uno de los tramos más aplaudidos de su discurso en el estadio Vélez Sarsfield.

Esta mañana, el ex intendente de Tigre volvió a apuntar contra Macri, aspirante presidencial del PRO, al denunciar que la Argentina del pasado "claramente" se vehiculiza en el jefe de Gobierno porteño, y juzgó que el PRO es un "amontonamiento" de dirigentes.

El diputado del Frente Renovador insistió en que si llega a la Presidencia va "a barrer" de la administración pública a los referentes de La Cámpora, al advertir que "la Argentina no necesita que transformen al Estado en una unidad básica".

A su turno, tras sus ácidos cuestionamientos a Massa, Aníbal Fernández volvió a evitar definirse en sus preferencias por Scioli o el otro precandidato presidencial del oficialismo Florencio Randazzo y aclaró: "Nunca canibalizo a mis compañeros".

"A Randazzo le tengo mucho cariño y (tengo) una relación afectiva muy buena con Daniel Scioli", puntualizó el ministro coordinador y al recordar que nunca fue "de los tibios para decir cosas" en política, precisó que "cuando llegue el momento" se expresará sobre este tema "como corresponde".

Randazzo, a su vez, caracterizó a Scioli como un "hombre que viene del menemismo" y pidió a la sociedad que advierta "cómo está la salud, la educación, las rutas y la seguridad" en la provincia.

El ministro de Interior y Transporte intentó diferenciarse de Scioli al afirmar que mientras el gobernador "irrumpe en la política de los '90" como un "deportista famoso", él es un "militante desde hace muchos años" que cree que es quien mejor "expresa este proyecto" y que está convencido de que el modelo "debe continuar".